NOTICIAS

Subastas electrónicas y Gestión de compras

22 mayo, 2015 - Por Bizlinks

ANTONIO 2

Por: Antonio Ramírez-Gastón Witcht

La desaceleración del crecimiento económico obliga a las compañías a incrementar sustantivamente la eficiencia de la gestión de abastecimiento. En ese contexto, una herramienta clave a tomar en cuenta son las subastas electrónicas.

Esta potente herramienta tecnológica elimina las barreras geográficas, ampliando la gama de proveedores, permitiendo negociar en línea y en tiempo real con varios proveedores a la vez, logrando altos niveles de ahorro, así como también dar visibilidad y transparencia en todo el proceso de negociación y totalmente auditable

Hay muchas variedades de subastas, pero las más conocidas son:

  • Subasta inglesa: Es de sesión abierta y precios visibles. Los postores visualizan la negociación y van mejorando su postura con respecto de sus competidores (que están participando con seudónimos para no ser identificados) hasta llegar a un nivel que su oferta no es mejorada por otro.
  • Subastas holandesa: Es de sesión abierta, en la cual se inicia con un precio bajo y el cliente va ofertando la compra con un precio para que el primer postor esté interesado o de acuerdo a vender. Este precio va subiendo conforme se desarrolla la subasta. Los postores tienen la opción de bajar el monto de la oferta u ofertar por el precio que se muestra en el momento. La subasta finaliza cuando el precio alcanza la mejor propuesta de alguno de los postores.
  • Subasta por puntajes: El proveedor ganador es el que tiene mejor puntaje que se obtiene de la suma del puntaje técnico más el económico. Se utiliza cuando a parte del precio, el cliente considera que hay otros factores técnico comerciales de decisión como calidad, tiempo de entrega, soporte técnico, etcétera.
  • Subasta de sobre cerrado: Los postores lanzan sus posturas a través de la web y quedan registradas en el sistema. Estas solo podrán ser vistas por el responsable de la compra después del día y hora que se definió para recibirlas. El organizador de la subasta compara posturas y selecciona como ganador al que tiene la más baja. Es estática pues los postores no tienen la alternativa de mejorar sus propuestas.

Para implementar las subastas electrónicas, la empresa no requiere hacer inversiones tecnológicas. Este servicio se ofrece en la nube y se paga a demanda del servicio, además puede tener un costo fijo o un porcentaje del ahorro logrado. Esta modalidad de pago lo hace atractivo porque finalmente al cliente no le cuesta nada y, por el contrario, siempre ahorra.

A la empresa compradora se le recomienda lo siguiente porque no todo es subastable:

  • Elegir bien los bienes y servicios a comprar con subastas. Estos deben tener una amplia oferta de proveedores (subasta sin competencia no existe).
  • Tener las especificaciones claras, que garantice que se está comprando los bienes/servicios con la calidad correcta.
  • Confiar en el soporte de una empresa especializada, que tenga experiencia no solo en tecnología sino también que sea experta en técnicas avanzadas de compras (conocedora de mercado, desarrollo de proveedores, conocimiento técnico de los productos,etcétera).

Las subastas electrónicas se pueden utilizar para diferentes tipos de productos y compañías; sin embargo nosotros recomendamos iniciar con aquellos productos en los cuales se pueden lograr altos ahorros y que son de fácil implementación como materiales indirectos, de impresión, limpieza, accesorios de TI, economato, entre otros.

Mas información aquí

Fuente: Revista institucional de la Sociedad Nacional de Industrias – Edición 901 – Marzo 2015

Artículos Anteriores

Suscríbete a Nuestro Boletín